24 Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debĂ­a diez mil talentos.