18 Y por la mañana volviendo a la ciudad, tuvo hambre.