27 Mas ¿quién de vosotros podrá, acongojándose, añadir a su estatura un codo?