4 Y decían el uno al otro: Hagamos un capitán, y volvámonos a Egipto.