26 el SEÑOR alce a ti su rostro, y ponga en ti paz.