5 Caerás por tanto en el día, y caerá también contigo el profeta de noche; y a tu madre talaré.