23 Hacer abominación es como risa al loco; mas la sabiduría recrea al varón de entendimiento.