8 Según su sabiduría es alabado el hombre; mas el perverso de corazón será menospreciado.