19 Mejor es humillar el espĂ­ritu con los humildes, que partir despojos con los soberbios.