21 El sabio de corazón es llamado entendido; y la dulzura de labios aumentará la doctrina.