17 El justo es el primero en su pleito; y su adversario viene, y le busca.