22 Aunque majes al loco en un mortero entre granos de trigo a pisón majados, no se quitará de él su locura.