25 El altivo de ánimo suscita contiendas; mas el que en el SEÑOR confía, medrará.