22 Sus propias iniquidades prenderán al impío, y con las cuerdas de su pecado será detenido.