20 Porque siendo antes siervos del pecado, ahora habéis sido hechos siervos de la justicia.