16 El SEÑOR, Rey eterno y perpetuo; de su tierra fueron destruidos los gentiles.