33 porque hicieron rebelar a su espíritu, como lo expresó con sus labios.