34 la tierra fructífera en salados; por la maldad de los que la habitan.