35 Vuelve el desierto en estanques de aguas, y la tierra desierta en manaderos de agua.