21 Reprendiste a los soberbios, malditos los que yerran de tus mandamientos.