48 Alzaré asimismo mis manos a tus mandamientos que amé; y meditaré en tus estatutos.