5 Esperé yo al SEÑOR, esperó mi alma; a su palabra he esperado.