7 Como quien hiende y rompe leños en tierra, son esparcidos nuestros huesos a la boca de la sepultura.