2 Pruébame, oh SEÑOR, y sondéame; funde mis riñones y mi corazón.