22 Sea tu misericordia, oh SEÑOR, sobre nosotros, como te hemos esperado.