9 Tet Temed al SEÑOR, vosotros sus santos; porque no hay falta para los que le temen.