33 El SEÑOR no lo dejará en sus manos, ni lo condenará cuando le juzgaren.