9 Señor, delante de ti están todos mis deseos; y mi suspiro no te es oculto.