12 En cuanto a mí, en mi integridad me has sustentado, y me has asentado delante de ti para siempre.