2 Porque el SEÑOR es Sublime y temible; Rey grande sobre toda la tierra.