7 ninguno de ellos podrĂ¡ en manera alguna redimir al hermano, ni dar a Dios su rescate.