18 El ha redimido en paz mi alma de la guerra contra mí; porque muchos fueron contra mí.