4 Vuelve, oh SEÑOR, libra mi alma; sálvame por tu misericordia.