9 Mas los que para destrucción buscaron mi alma, descendieron en las bajuras de la tierra.