21 No vuelva avergonzado el abatido; el pobre y el menesteroso alabarĂ¡n tu Nombre.