41 Y volvían, y tentaban a Dios, y ponían límite al Santo de Israel.