72 Y los apacentó con entereza de su corazón; y los pastoreó con la pericia de sus manos.