29 Y pondré su simiente para siempre, y su trono como los días de los cielos.