36 Su simiente será para siempre, y su trono como el sol delante de mí.