Romanos 10:1-6

1 Hermanos, el deseo de mi corazón y mi oración a Dios por ellos es para su salvación.
2 Porque yo testifico a su favor de que tienen celo de Dios, pero no conforme a un pleno conocimiento.
3 Pues desconociendo la justicia de Dios y procurando establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios.
4 Porque Cristo es el fin de la ley para justicia a todo aquel que cree.
5 Porque Moisés escribe que el hombre que practica la justicia que es de la ley, vivirá por ella.
6 Pero la justicia que es de la fe, dice así: NO DIGAS EN TU CORAZON: "¿QUIEN SUBIRA AL CIELO?" (esto es, para hacer bajar a Cristo),