Eclesiastés 7:5

5 Mejor es oír la reprensión del sabio, que la canción de los locos