Santiago 2:4

4 ¿vosotros no juzgáis en vosotros mismos, y sois hechos jueces de pensamientos malos