Efesios 5:22-33

22 Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor,
23 porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia.
24 Así como la iglesia se somete a Cristo, de igual manera la esposa debe someterse en todo a su marido.
25 Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella
26 a fin de hacerla santa y limpia al lavarla mediante la purificación de la palabra de Dios.
27 Lo hizo para presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni ningún otro defecto. Será, en cambio, santa e intachable.
28 De la misma manera, el marido debe amar a su esposa como ama a su propio cuerpo. Pues un hombre que ama a su esposa en realidad demuestra que se ama a sí mismo.
29 Nadie odia su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida tal como Cristo lo hace por la iglesia.
30 Y nosotros somos miembros de su cuerpo.
31 Como dicen las Escrituras: «El hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo»
.
32 Eso es un gran misterio, pero ilustra la manera en que Cristo y la iglesia son uno.
33 Por eso les repito: cada hombre debe amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe respetar a su marido.
California - Do Not Sell My Personal Information  California - CCPA Notice