Isaías 53:4-5

4 Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó;
fueron nuestros dolores
los que lo agobiaron.
Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios;
¡un castigo por sus propios pecados!
5 Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones
y aplastado por nuestros pecados.
Fue golpeado para que nosotros estuviéramos en paz,
fue azotado para que pudiéramos ser sanados.
California - Do Not Sell My Personal Information  California - CCPA Notice