Tito 3:3-8

3 En otro tiempo nosotros también éramos necios y desobedientes. Fuimos engañados y nos convertimos en esclavos de toda clase de pasiones y placeres. Nuestra vida estaba llena de maldad y envidia, y nos odiábamos unos a otros.
4 Pero: «Cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor,
5 él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo.
6 Él derramó su Espíritu sobre nosotros en abundancia por medio de Jesucristo nuestro Salvador.
7 Por su gracia él nos declaró justos y nos dio la seguridad de que vamos a heredar la vida eterna».
8 Esta declaración es digna de confianza, y quiero que insistas en estas enseñanzas, para que todos los que confían en Dios se dediquen a hacer el bien. Estas enseñanzas son buenas y de beneficio para todos.
California - Do Not Sell My Personal Information  California - CCPA Notice