20 Por tanto, cuando os reunís, esto ya no es comer la cena del Señor,