2 por el cual también sois salvos, si retenéis la palabra que os prediqué, a no ser que hayáis creído en vano.