9 Y el SEÑOR habló a Gad, vidente de David, diciendo: