27 Entonces habló a sus hijos, diciendo: Aparejadme el asno. Y se lo aparejaron.