7 El SEÑOR empobrece y enriquece; humilla y también exalta.